¿Por qué instalar una central de monitoreo de flotas en la empresa?

Muchas empresas dependen de su flota de vehículos como herramienta principal para satisfacer las necesidades de sus cliente. Por lo tanto, su máxima prioridad es lograr un control de flotas efectivo, que aumente la productividad de la misma y, de manera directa, eleve la rentabilidad del negocio. Aprovechar los beneficios que brinda la tecnología es el mejor camino para cumplir los objetivos y las metas de la planificación.

gps argentina, control de flotas

Los equipos de rastreo satelital GPS se comunican con una plataforma de software, la cual procesa los datos y los presenta de una manera amigable al usuario. De esta forma, los responsables del control de flota poseen la información necesaria, y en tiempo real, de cada uno de los vehículos de la flota. El hecho de instalar una central de monitoreo de flotas en la empresa, aunque sólo se trate de una computadora afectada al trabajo, es ideal para ver en una misma pantalla el movimiento de la flota. Es importante aclarar, que los servicios de seguimiento satelital no cobran por tener la pantalla abierta de la aplicación, sino que el abono que se paga mensualmente cubre la cantidad de mensajes enviados por el equipo, lo que hace que armar una central de monitoreo de flotas, sólo tiene el costo de los equipamientos y, si se desea, el personal a cargo.

Las computadoras necesarias para operar una central de monitoreo de flotas no necesitan de requerimientos especiales, ya que la plataforma de software de control de flotas opera en una versión online a través de Internet, la cual se aloja en los servidores de nuestra empresa de seguimiento satelital. Sin dudas, la decisión de contratar un servicio de localización vehicular para el control de flotas, es la mejor decisión que se puede tomar, con el objetivo de aumentar la productividad, disminuir los costos innecesarios, el control del combustible, el control de recorridos y horarios, la recepción de alertas en caso de eventos como robos o accidentes, y mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *